Vivimos en una era marcada por la digitalización y la tecnología. Esta última ha transformado elementos tan importantes como la música, algo que ha sido posible gracias a la evolución de los instrumentos. Un ejemplo es el violín eléctrico, que aunque nació hace 100 años, ha cobrado mayor popularidad en las últimas décadas.

El violín eléctrico es un instrumento con una señal de salida electrónica. Suele tener un cuerpo sólido, por lo que puede llegar a ser más pesado que uno acústico. Este término puede hacer referencia a un violín acústico que incorpora un transductor electromagnético o pastilla, o a un instrumento diseñado desde cero como completamente electrónico.

¿Cómo funciona un violín eléctrico?

El violín eléctrico produce un sonido muy leve en sus cuerdas. Su cuerpo funciona como estructura para sujetar las distintas partes del instrumento, pero no tiene función de caja de resonancia como el violín clásico. El eléctrico solo toma la vibración de las cuerdas y la transcribe en una señal electromagnética que luego se amplifica para reproducir el sonido.

Cuando se toca una música con violín eléctrico, el sonido no llega directamente a los oídos del violinista. En este caso, el camino del sonido al oído es más largo, lo que requiere cierta adaptación del instrumentista, sobre todo si está acostumbrado a los violines clásicos.

Un detalle que de seguro te interesará mucho del funcionamiento de los violines eléctricos es la utilización de multiefectos. Con estos se puede transformar y mejorar el sonido producido por el instrumento. Con los pedales de efectos podrás posicionarte en todos los registros musicales, sea pop, metal, rock, jazz, etc.

¿Qué diferencia hay entre un violín acústico y uno eléctrico?

Es importante que tengas en cuenta que se trata de instrumentos que tienen marcadas diferencias.

● Sonido

El violín acústico produce su sonido por la vibración de las cuerdas y por su propio cuerpo, cuya estructura es hueca y funciona como caja de resonancia para amplificar las vibraciones de las cuerdas. Con el violín eléctrico no ocurre lo mismo, pues su cuerpo suele ser sólido y para ser escuchado debe conectarse por obligación a un amplificador.

● Peso

Las diferencias en su estructura también influyen en su peso. El acústico pesa alrededor de 480 gramos, y los eléctricos pueden superar fácilmente ese peso. Es importante que no pese demasiado, pues pueden cansar demasiado las manos y los brazos, y crear problemas a largo plazo.

● Cuerdas

Estos instrumentos también pueden diferenciarse en el número de cuerdas que tienen. Los violines acústicos clásicos tienen 4 cuerdas: Re, Sol, La, Mi (D, G, A, E). Sin embargo, los violines eléctricos puede tener 4 o más cuerdas. Así que si ves uno con 5 cuerdas, que no se te haga extraño.

● Apariencia visual

Esta es otra diferencia clara entre ambos instrumentos. Los violines acústicos tienen un estándar de diseño y tamaño, por lo que siempre se verán iguales. En los eléctricos no hay reglas visuales predefinidas. Pueden tener cualquier diseño y color, y estar fabricados en cualquier material.

¿Cómo suena un violín eléctrico?

Un violín eléctrico suena gracias a la amplificación eléctrica. Como te contamos primero, este instrumento debe transcribir la vibración de las cuerdas en una señal eléctrica que después se transmite a un amplificador. La ‘fabricación’ de esta señal eléctrica se consigue por medio de sensores en el puente, que puede ser solo uno o varios. El sonido, y la calidad de este, dependerá tanto del tipo de puente como de la cantidad de sensores que tenga.

Violín eléctrico precio

Si eres un violinista clásico, un músico novato, un aspirante a intérprete de rock o jazz o un apasionado de este instrumento, y quieres comprar un violín eléctrico, es importante que conozcas lo que puede costar.

En el mercado puedes encontrar un violín de precio muy variable. Todo depende del modelo, marca, funciones que tenga, etc. Los más baratos que puedes encontrar tienen precios a partir de 150 euros más o menos. Sin embargo, estos suelen ser instrumentos sencillos.

Un instrumento de mayor calidad tendrá un precio superior a los 500 euros. Con un presupuesto entre 500 y 1000 euros puedes encontrar buenas opciones de marcas como Yamaha, Wood violins, NS Design y Barcus-Berry. Sin embargo, en este caso puede que sus características sean un poco limitadas y que tengan estructuras básicas.

Por más de 1000 euros puedes encontrar opciones de violines eléctricos más destacadas, con construcciones y acabados de mayor calidad. En este rango de precio encontrarás modelos perfectos para profesionales.

En cuanto a la marca, debes saber que las opciones son variadas también. Pero si te preguntas cuál es la mejor marca de violín eléctrico, muchos coincidirán en que es Yamaha.

¿Cómo determinar la calidad de un violín eléctrico?

Con tantas opciones en el mercado, quizá sea complicado elegir uno y sobre todo determinar a simple vista si se trata de un instrumento de calidad. Recuerda que de no ser así, podrías perder tu dinero y además, quedar decepcionado con el instrumento.

La calidad de un violín eléctrico depende de varios factores y te contamos cuáles son para que los evalúes.

● Peso

Tal como te contamos, el peso de los violines eléctricos es superior al de los acústicos. Así que no es algo que puedes evitar. Lo que sí puedes hacer es asegurarte que su peso no sea excesivo. Ten en cuenta que mientras más pesado sea, más dificultades tendrás para tocar el violín. Además, podrías sufrir de dolor y tensión muscular por el peso.

● Distribución del peso

Asimismo es importante que te asegures de que el peso del violín esté bien distribuido. Debes tener en cuenta que si hay mucho peso concentrado en un mismo punto, podrías tener molestias e incluso lesiones con el uso constante del instrumento.

● Soporte de la mano izquierda

Este es un elemento que forma parte del contorno natural del violín. Se ubica junto al puente, en el lugar que da acceso a las notas más altas. Este soporte tiene como función ofrecer una guía para cuando hay que tocar dichas notas. Sin embargo, hay violines eléctricos que no incorporan este elemento y de ser así sería incómodo y contraproducente.Para comprar un buen violín eléctrico, es importante que sepas bien cómo funciona y que te fijes bien en sus aspectos clave. Así podrás dar con un instrumento de calidad adecuado para ti.

Si estas buscando aprender las diferentes técnicas del violín y poder aplicarlas al violín eléctrico, te invitamos a que nos sigas en Youtube para ver nuestros videos y covers de canciones en violín, además tenemos diccionarios y tutoriales de violín paso a paso para que puedas tomar tus clases de violín desde tu casa.

Déjanos un comentario